Uno de los problemas que puede causar la diabetes es daño en los nervios de las vías urinarias y por lo tanto problemas en la vejiga. Estos problemas pueden aumentar también con el sobrepeso.

Es importante controlar la diabetes y el sobrepeso para bajar el nivel de glucosa en sangre. Para diagnosticar problemas en la vejiga, es necesario realizar análisis de sangre y orina o pruebas urodinámicas.

Los problemas de la vejiga que se presentan son:

  • Micción frecuente y urgente. Las personas con diabetes a menudo tienen altas concentraciones de glucosa en la sangre y tienen necesidad de orinar frecuentemente. Incluso existen personas que mantienen la concentración de glucosa en sangre dentro del rango y a veces sienten urgencia repentina de orinar, lo que se conoce como incontinencia de urgencia. Esto puede suceder en la noche también. 
  • Problemas de micción. La diabetes puede provocar que la persona no sienta cuando su vejiga está llena. Con el tiempo esto puede ocasionar daño en los músculos de la vejiga que expulsan la orina. Cuando estos músculos no funcionan correctamente, la orina puede permanecer demasiado tiempo en la vejiga, lo que se conoce como retención urinaria. La retención urinaria puede causar infecciones de la vejiga, escapes de orina y la sensación de siempre querer orinar.
  • Escape de orina. Las personas con diabetes son más propensas a desarrollar incontinencia de esfuerzo. El escape de orina puede hacer que las personas eviten las actividades que antes disfrutaban, incluso las relaciones sexuales. Bajar de peso puede ayudar a reducir los escapes de orina; a medida que aumenta el índice de masa corporal, aumenta la probabilidad de escapes urinarios.
  • Infecciones de la vejiga. Los pacientes con diabetes son más propensas a desarrollar infecciones de las vías urinarias, infecciones de la vejiga o cistitis. Uno de los síntomas es micción frecuente y urgente que puede ser dolorosa. Las infecciones de la vejiga pueden convertirse en infecciones renales y pueden empeorar los síntomas de la vejiga, como los escapes y la retención de orina. Controlar la concentración de glucosa en la sangre puede ayudar a prevenir las infecciones de la vejiga.

Los problemas de control de la vejiga son tratables y muy comunes, incluso entre las personas que no padecen diabetes. Si usted tiene este tipo de problemas, acuda con el médico urólogo para recibir tratamiento y llevar una vida normal. 

Suscríbete a nuestro newsletter




Hospital HMG Coyoacán

División del Norte 3395, Col. Coyoacán, C.P. 04380 CDMXTeléfonos: 55 4359-9208lunes y viernes 6:00 - 8:00 pmVer mapa

Hospital San Ángel Inn Universidad

Avenida Río Churubusco 601, Col. Xoco, C.P. 03330, CDMXTeléfonos: 55 4359-9208lunes 3:00 - 4:30 pmmiércoles y jueves 4:00 - 7:00 pmsábado 8:00 am - 1:00 pmVer mapa