La hiperplasia prostática benigna, también llamada HPB, es una afección en la cual la glándula prostática está agrandada pero no es cancerosa. La hiperplasia prostática benigna también se llama hipertrofia prostática benigna u obstrucción prostática benigna. Este problema afecta aproximadamente al 50 por ciento de los hombres entre 51 y 60 años y hasta al 90 por ciento de los hombres mayores de 80 años.

A medida que la próstata se agranda, la glándula presiona y comprime la uretra. La pared de la vejiga se vuelve más gruesa, debido a que debe hacer mayor esfuerzo para eliminar la orina. Finalmente, la vejiga puede debilitarse y perder la capacidad de vaciarse por completo, dejando algo de orina en la vejiga. 

Entre los síntomas más frecuentes se encuentran: orinar con demasiada frecuencia, incluso por las noches, urgencia o incapacidad de “aguantarse” para ir a orinar, dificultad para empezar a orinar, imposibilidad para orinar u orinar accidentalmente.

Para diagnosticar el problema pueden ser necesarios análisis de orina, ultrasonido y biopsia entre otros. El tratamiento puede incluir desde modificaciones en el estilo de vida, medicamentos, procedimientos mínimamente invasivos como ultrasonido enfocado de alta intensidad o cirugía como la resección prostática transuretral o incisión transuretral prostática.

Suscríbete a nuestro newsletter




Hospital HMG Coyoacán

División del Norte 3395, Col. Coyoacán, C.P. 04380 CDMXTeléfonos: 55 4359-9208lunes y viernes 6:00 - 8:00 pmVer mapa

Hospital San Ángel Inn Universidad

Avenida Río Churubusco 601, Col. Xoco, C.P. 03330, CDMXTeléfonos: 55 4359-9208lunes 3:00 - 4:30 pmmiércoles y jueves 4:00 - 7:00 pmsábado 8:00 am - 1:00 pmVer mapa